Educación

Diseñamos y ofrecemos formaciones, cursos y talleres participativos que comparten la intención de aportar a la construcción de un paradigma más holístico a nivel educativo. Cultivamos habilidades emocionales y relacionales fundamentales para construir conjuntamente un ‘buen vivir’ más auténtico y equitativo en nuestra sociedad. Trabajamos con primera infancia, niños y adolescentes, jóvenes y adultos de distintas edades y perfiles.

Ofrecemos distintos tipos de experiencias participativas para instituciones educativas (jardines, colegios y universidades), comunidades, empresas y personas particulares.

En Dulces, Cámara & Acción co-creamos obras de teatro musical infantil desde la perspectiva de los niños y niñas que participan en el proceso. Es un taller de creación y expresión artística diseñado para que los participantes (estudiantes de jardín infantil y/o colegios) puedan aprender sobre temas relevantes para ellos mientras crean personajes, diseñan escenografías y se expresan a través del teatro, el baile y la música.

El proceso creativo dentro del cual se sumergen los niños posee un carácter educativo y transformador que se plasma en el tipo de historias que se crean para las obras, en las letras de las canciones que las componen y en las metodologías pedagógicas que se aplican durante los talleres. Tocando distintos temas como el bullying, la relación actual entre los humanos y el medio ambiente o la forma en que los niños gestionan sus emociones, entre otros, los niños aprenden sobre temas de gran importancia mientras se divierten, juegan y crean las obras con nosotros.

El desarrollo de las principales habilidades del espíritu emprendedor –creatividad, liderazgo, autonomía y trabajo en equipo– hace parte central del diseño metodológico de los talleres de Dulces, Cámara & Acción. En su conjunto, este es un proyecto que posibilita que los niños se familiaricen desde muy pequeños, de manera didáctica y participativa, con temas de profunda importancia para ellos y para su entorno socio-cultural. Este proyecto ofrece también a los niños la posibilidad de participar en un montaje a gran escala en un teatro, actuando en escena junto a músicos profesionales en vivo.

Este taller construye un espacio dialógico y experiencial que, a través de diversas metodologías, permite que los y las participantes reconozcan sus recursos personales, sus virtudes y habilidades. Así, el taller pretende que los jóvenes identifiquen su potencial creativo para atravesar los obstáculos (creencias, prejuicios, etc.) y reconocer -en clave de significar futuros posibles- la emergencia de sus sueños y proyectos de vida.

Metodología: La metodología que guía este taller tiene como eje fundamental el arte como medio de expresión y emergencia de narrativas del futuro. Se fundamenta en una lógica apreciativa que permite que los participantes identifiquen sus recursos personales y habilidades potenciales, alejándose de discursos y lógicas más comunes centradas en el déficit o “lo que les falta”. El proceso dialógico y de construcción de narrativas se logra a partir del uso de estrategias creativas como la escritura, el arte plástico, la música, y la expresión corporal. La metodología se inspira en la Indagación Apreciativa (David Cooperrider y Diana Whitney) y en la metodología de las 4D, compuesta por las siguientes cuatro fases: el Descubrimiento (Discovery) el Soñar (Dreaming), Diseñar (Design – poner en acción) y el Destino (Destiny, relacionada con la proyección y lo que ya se viene construyendo para llevar a cabo los sueños). Se incluye también un proceso de diseño colectivo de proyectos guiado por la metodología denominada Dragon Dreaming, (caracterizada también por cuatro fases de naturaleza fractal: soñando, planeando, haciendo y celebrando).

Taller interactivo que explora de manera experiencial el potencial de las artes y de algunas metodologías trans-media (inter-artísticas) dentro de los procesos de resolución de conflictos. Reconociendo que la dimensión dialógica y conceptual es solo una de las formas de expresión y comunicación que tenemos los seres humanos, este taller genera un espacio propicio para explorar canales comunicativos que interpelen más directamente a nuestros cuerpos, sentidos, emociones e intuición sin la mediación inicial de los procesos de abstracción y representación normalmente asociados a la dimensión dialógica y conceptual.

Metodología: A partir de la articulación de actividades musicales, teatrales, de expresión corporal, de expresión artística (artes plásticas) y de expresión escrita y verbal, este taller genera un contexto íntimo y lúdico que posibilita abordar diversas situaciones de conflicto desde disposiciones psico-afectivas que inspiran y posibilitan asumir posiciones más conciliadoras. A partir de un diseño que incorpora herramientas del “Life-Art Process” desarrollado por Anna y Daria Halprin, de la terapia Gestalt desarrollada por Fritz y Laura Perls, de algunos enfoques de mediación y de distintas estrategias de análisis creativo de los conflictos, este taller genera una ‘curva de interiorización’ que posibilita que los y las participantes experimenten o revivan conflictos desde estados emocionales proclives a la resolución pacífica de los mismos.

A través de los procesos de reconciliación podemos sanar los conflictos que llevamos dentro de nosotros al igual que los que tenemos con otras personas. En este taller los participantes son guiados para afrontar y cuidar de sus emociones y su vida interior, adquiriendo herramientas para transformar sus tensiones internas en procesos de liberación y crecimiento personal. Parte de esta exploración pasa por aprender cómo expandir la capacidad de compasión y comprensión frente a uno mismo y frente a otras personas, posibilitando así que la paz interior y la estabilidad se manifiesten en uno mismo y en los que están a nuestro alrededor. Esta práctica abona el camino para una vida más plena y feliz.

Metodología: A partir de una serie de actividades que articulan el juego, la expresión corporal y artística, la reflexión colectiva y el diálogo, este taller propone uno espacio para desarrollar la inteligencia emocional y relacional de los y las participantes. El diseño de este taller bebe principalmente de enseñanzas provenientes de la psicología budista, de principios taoístas y de herramientas derivadas del Trabajo que Reconecta (Joanna Macy).

Este taller comparte con los y las participantes una serie de herramientas, metodologías y aproximaciones a la práctica teatral-musical como praxis transformadora y sanadora tanto a nivel individual como colectivo. Partiendo de la premisa de que la expresión musical y teatral no es monopolio de las personas que han decidido dedicarse profesionalmente a dichas disciplinas o de quienes las estudian de manera formal, en este taller se invita al grupo de participantes a permitirse construir narrativas y expresar sentimientos desde la música y el teatro sin importar el nivel de familiarización previo que cada persona tenga con dichas artes. En este sentido, este taller desafía abiertamente la comprensión de la creatividad como una habilidad o rasgo exclusivo de un ‘privilegiado grupo de personas’ o de ‘talentosos innatos’. Invita a las personas participantes a explorar el potencial sanador y transformador que este tipo de expresiones puede tener en ellas y, posteriormente, en las personas frente a las que se presentan en tanto comunidad que comparte una serie de imaginarios, realidades y referentes simbólicos.

Metodología: A partir de enfoques teatrales como el biodrama –donde se le permite a las personas participantes presentar en escena sus propias historias de vida parcialmente ficcionalizadas-, el teatro del oprimido (Augusto Boal) y el teatro del testigo, al igual que de actividades musicales que incluyen el mapeo de las ‘historias musicales de vida’ de cada participante, ensambles de voces y de percusión con objetos cotidianos (stomp), este taller ofrece una experiencia sanadora y transformadora para las personas participantes.

La comunicación consciente y no-violenta nos ayuda a conectarnos con otras personas al posibilitarnos “dar naturalmente”, disfrutando de la cualidad propia de los actos de dar y recibir mientras aprendemos a dejar ir juicios, acusaciones, culpas y vergüenzas. Nos permite cultivar nuestra compasión y comprensión, practicar nuestra capacidad de escuchar profundamente y de hablar amorosamente. En este taller aprenderemos a expresar nuestras propias necesidades y a escuchar aquellas que tienen otras personas y que no están siendo satisfechas, lo que nos permitirá relacionarnos a “nivel del corazón” y resolver o evitar conflictos. Los participantes adquirirán herramientas para mejorar las relaciones que tienen con sus compañeros de trabajo, de estudio, parejas, familia y amigos.

Metodología: En este taller, además de estimular la conciencia mental o intelectual, también trabajamos con la conciencia emocional y corporal de los participantes mediante la utilización de distintas formas de expresión creativa tales como el movimiento, la danza, la pintura, la música y distintas prácticas con el cuerpo. De esta forma generamos procesos de liberación de bloqueos mentales, emocionales y corporales en los participantes. Si únicamente hacemos uso de nuestra capacidad racional y del lenguaje verbal para conversar sobre nuestros conflictos, estamos limitando la capacidad de sanarnos más profundamente al no incorporar en el proceso los distintos niveles de conciencia que nos caracterizan en tanto seres humanos. Para este taller bebemos de prácticas budistas de plena conciencia (Thich Nhat Hanh), de herramientas propias de la Comunicación No-Violenta (NVC es su acrónimo en inglés), de prácticas contemplativas y meditativas guiadas por el sonido, y de conceptos y prácticas enmarcadas en la Ecología Profunda (Arne Naess).