Sobre el arte de educar

Entrar a un salón y decir buenos días y que todos los estudiantes del salón se paren y respondan al unísono buenos días es de las cosas más gratificantes de la educación. Pero al preguntarles por qué lo hacen y que la respuesta sea “por respeto a los adultos”, me hace sentir que es deber de nuestra educación enseñar mucho …